Productos premium: la alternativa de valor agregado para competir en el mundo

Lunes, 2 Julio, 2018
Fuente: 
Infobae
Frente al desafío y oportunidad de ser distinto ante el consumidor, el Ministerio de Agroindustria ofrece herramientas de diferenciación para los alimentos argentinos

Las nuevas tendencias en la relación producto-cliente muestran una clara determinación de los consumidores por conocer en detalle: origen geográfico, formas de producción y las características que los diferencian de sus competidores. Cada vez más, el público está dispuesto a abonar un precio diferencial por esa información, por lo cual, los países productores apuntan a desarrollar marcas de calidad que los distingan, reconociendo sus tradiciones, costumbres y  geografía, y parece que Argentina no quiere quedarse atrás.

Días atrás, en el marco de un evento sobre innovación en el agro, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, señaló que "Argentina tiene como oportunidad el desarrollo del mercado de productos premium".

En la misma línea, Diego Gauna, director del Instituto de Prospectiva y Políticas Públicas del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), advirtió: "En el contexto actual de apertura de mercados internacionales, más allá de la recuperación de los tradicionales, el desarrollo de alimentos premium y orgánicos tienen un alto potencial, así como aquellos que minimicen las huellas hídrica y de carbono en sus procesos de producción".

Ante esta tendencia, Infobae consultó al Ministerio de Agroindustria de la Nación, quienes explicaron que "el adjetivo premium se utiliza para calificar a un servicio o un producto de características especiales, de calidad superior a la media". No obstante, aclararon que "no existen regulaciones específicas para los alimentos premium en nuestro país".

En este sentido, desde la cartera agroindustrial que conduce el ministro Luis Miguel Etchevehere, indicaron que se puede considerar que un alimento es premium si cumple con alguna característica que le confiere un valor adicional, por ejemplo: la forma de producción, procesos o tecnologías utilizadas, atributos del producto, origen e historia, reconocimiento regional, packaging con servicios para el consumidor, entre otros.

Sellos que marcan la diferencia

Ante este mercado de consumo que exige marcar la diferencia, desde la Dirección Nacional de Alimentos y Bebidas, gestionan distintas herramientas de diferenciación para los alimentos argentinos.

Por un lado, ofrecen el sello de calidad "Alimentos Argentinos, una elección natural". Se trata de una marca de calidad gratuita que distingue a los alimentos que se elaboran en Argentina, que cumplen con protocolos de calidad específicos, que poseen una calidad diferenciada y a los consumidores les permite identificarlos. A su vez, desde Agroindustria informaron que el Sello Alimentos Argentinos otorga beneficios a las pymes que cuenten con él.

Por otro lado, se encuentran las Indicaciones Geográficas y Denominaciones de Origen constituyen herramientas que permiten diferenciar y hacer distinguible la calidad de un producto relacionada con su origen geográfico. Asimismo, otorgan protección legal al nombre, al producto y al grupo interesado, y tienden a promover el desarrollo rural.

En resumen, se trata de una vinculación del producto con el territorio, los procesos y la gente. Hasta el momento, hay ocho productos reconocidos y doce, se encuentran en evaluación. Desde Agroindustria, destacan que las indicaciones geográficas y las denominaciones de origen son herramientas que no se crean, sino que se reconocen.

Sumado a ello, resulta importante recordar que Argentina ocupa el segundo lugar a nivel mundial, detrás de Australia, en el ranking de superficie orgánica certificada con 2,8 millones de hectáreas. En sintonía con Gauna, la producción orgánica se presenta como una gran alternativa con agregado de valor a la vez que atiende una demanda creciente en el mercado local y en el mundo.

Tan es así que el Ministerio de Agroindustria, creó el sello "Orgánico Argentina", una herramienta que acredita la condición de producto orgánico certificado y los identifica garantizando su calidad. Al respecto, explicaron que "este sello fue creado para apoyar a empresas que cumplen con todos los requisitos exigidos por las regulaciones".

Distinción

Desde el Ministerio, fueron claros: "Nuestros sellos de calidad, constituyen un verdadero sistema de calidad diferenciada y agregado de valor y el otorgamiento reconoce la excelencia del producto que lo exhibe". Según comentaron, los sellos distinguen a la elaboración nacional de agroalimentos, porque testimonia los elevados estándares de producción y la adopción de normas de calidad para el procesamiento. Y opera así como un atributo diferencial que apunta a identificar a Argentina como proveedor de alimentos promoviendo la asociación  producto, país de origen y calidad diferenciada.

Algunos datos muestran que se han emitido certificados de exportación de alimentos con sello por USD 18 millones entre octubre de 2017 y mayo de 2018.