Luz verde para venta de SanCor: asamblea acepta convertirse en S.A y transferir 90% de las acciones a Adecoagro

Jueves, 12 Abril, 2018
Fuente: 
Iprofesional
Con una deuda acumulada de $11.000 millones (unos u$s540 millones), la empresa láctea dejará de ser cooperativa para ser una sociedad anónimam donde la firma liderada por el ingeniero agrónomo Mariano Bosch tendrá el 90%. La nueva sociedad se llamaría Sancor Industrias Lácteas S.A

SanCor cerró este jueves la historia cooperativista que arrancó el 17 de setiembre de 1938 cuando un grupo de pequeños productores de Santa Fe y Córdoba se asociaron para dar nacimiento a la que fue la empresa líder en lácteos. Con una deuda acumulada de $11.000 millones, SanCor fue adquirida por Adecoagro, La empresa difundió un comunicado que confirma oficialmente la operación:  "Este jueves 12 de abril, SanCor Cooperativas Unidas Limitada, celebró una Asamblea Extraordinaria en la cual se consideraron y aprobaron por unanimidad los términos y condiciones de la oferta de inversión y asociación presentada por Adecoagro S.A.  Asimismo, se autorizó al Consejo de Administración para que realice todos los actos necesarios para la constitución de una Sociedad Anónima (S.A.) y transfiera a la nueva S.A. las plantas productivas, personal, centros logísticos, las marcas de SanCor y demás activos y pasivos incluidos en la oferta. SanCor Cooperativas Unidas Ltda. venderá a Adecoagro S.A. no menos del 90% de las acciones de la nueva S.A.   Es otra instancia cumplida de las contempladas en el marco del Plan SanCor, dando continuidad al plan de reestructuración organizativa de la Cooperativa.

Finalizada esta operación, SanCor continuará su actividad productiva como Cooperativa de productores de leche, gestionando la materia prima producida por sus asociados y promoviendo el desarrollo lechero a través de la asistencia técnica y la prestación de servicios relacionados.    Sunchales, 12 de abril de 2018

Una operación dilatada
 
En la que fue una larga y delicada negociación, Adecoagro le ganó la pulseada a otras firmas como la número uno del mundo, Fonterra de Nueva Zelandia.

Luego de haber renunciado su CEO por los resultados negativos que arrojó su último balance, Fonterra quedó fuera de carrera.

La salida de Theo Spierings, tras siete años al frente del grupo neozelandés y los malos resultados del primer semestre del año -cuando perdió u$s348 millones-, la alejaron del acuerdo que había presentado a la láctea con sede en la localidad santafesina de Sunchales.

Sin embargo, lo que en un primer momento generó preocupación entre los ejecutivos de la compañía argentina, se transformó en una oportunidad para Adecoagro, una empresa nacional que de manera inmediata oficializó una propuesta.

Aprovechando la caída en desgracia de Fonterra, sus ejecutivos le hicieron llegar al directorio de SanCor un plan con alternativas de inversiones y asociación "para el desarrollo y expansión de sus negocios".

Adecoagro es una de las grandes del sector agropecuario del país que inició sus operaciones en el 2002 de la mano del multimillonario George Soros, quien el año pasado vendió sus últimas acciones y se retiró de la compañía.

La empresa compradora es uno de los líderes en producción de leche en Argentina con unos 300.000 litros diarios, explota 430.000 hectáreas en el país, Uruguay y Brasil y tiene negocios diversificados hacia los biocombustibles, molinos harineros, soja, arroz y azúcar.

En el camino también quedaron grupos mexicanos, españoles, suizos y franceses que mostraron interés pero no llegaron a la instancia final.

De acuerdo al memorándum de la negociación, SanCor aportará a la nueva sociedad diez plantas industriales, dos centros logísticos, las principales marcas comerciales y 2.800 empleados.

La nueva sociedad asumiría los pasivos de Sancor hasta u$s300 millones. Son los que incluyen las deudas con la AFIP, organismos públicos y acreedores financieros que estarían garantizados con hipotecas sobre las plantas industriales.

"Entre los pasivos asumidos por la nueva sociedad que adquirirá Adecoagro y los pagos a ser realizados directamente por Adecoagro a Sancor (para honrar los pagos previstos en el Acuerdo Preventivo Extrajudicial y los planes de retiros voluntarios) la operación involucra en total el pago y/o refinanciación de pasivos por más de u$s400 millones", señala el documento.

A su vez, los créditos adeudados por Venezuela a Sancor por mas de u$s20 millones no formarán parte de la operación. "Sancor procurará continuar con las gestiones de recuperación de esos créditos y con la venta de activos que no forman parte de la operación (terrenos, oficinas, plantas no operativas) para generar recursos e incrementar su participación en la sociedad con Adecoagro del 10% al 25%", se dice en otro punto del acuerdo.

El Gobierno siguió muy de cerca el proceso de reestructuración. Lo hizo a través del ministro Francisco Cabrera y del Vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui. El subsecretario de Comercio Ignacio Werner fue el encargado de seguir el día a día del proceso.

Por el lado de SanCor negociaron el gerente general Marcelo Gornati, el gerente de negocios Edgardo Poissot y el equipo de asesores financieros y los abogados del estudio Alegría Buey Fernandez y del estudio Nicholson y Cano. Todo bajo estricta confidencialidad porque Adecoagro cotiza en Wall Street.

Por cierto, se descuenta la aprobación de la AFIP, organismo al que Sancor adeuda más de $2.000 millones y fue expresamente excluida del Acuerdo Preventivo Extrajudicial que SanCor homologó con 1.970 acreedores.

Lo hicieron para evitar cualquier conflicto. A diferencia de otros casos, la operación entre Sancor y Adecoagro no requiere de la AFIP ninguna quita, sino reprogramar la totalidad de la deuda para ser pagada en cuotas en función de alguno de los planes aplicables a estos casos, se indicó a Clarín.

Para Adecoagro, valuada en u$s1.000 millones por su capitalización de mercado, SanCor significa un gran salto como grupo agroindustrial regional.