¿Quieren impedir el Hard Rock en Rosario?

Lunes, 18 Diciembre, 2017
Fuente: 
ON 24
El proyecto de Hard Rock en Rosario parece no llegar fácilmente a buen puerto.

Ya una iniciativa propuesta en el 2014 para instalarlo en la esquina de Oroño y Rivadavia quedó trunca por una investigación de la Procelac a la entonces franquicia Hope Funds. Ahora, el segundo intento, una licitación ganada por la sociedad Funny Meal en marzo pasado, espera el OK municipal desde hace 9 meses.

En esta oportunidad, tal como anunciara ON24 meses atrás, el emprendimiento desembarcaría de la mano del empresario Jorge Giannantonio, de larga trayectoria en el rubro gastronómico con locales como Open Pringles, Bar Junín y Álamo, proyecto que inauguró en 1995 junto con su hermana, María Lucía. Justamente, María Lucía conforma el consorcio Funny Meal, en sociedad con Daniel Dutra, propietario de la empresa Catering Gourmet, que se hará cargo del Hard Rock Rosario.

La sociedad fue la única oferente en la licitación municipal para la construcción, explotación comercial y mantenimiento del bar-restaurante ubicado en Bulevar Oroño y Avenida López, frente a los Silos Davis.

Fuentes vinculadas a la empresa ganadora indicaron a ON24 que oportunamente se presentó toda la documentación solicitada, con balances y declaraciones juradas incluidas, y el proyecto económico, pero afirmaron que la aprobación municipal no ha llegado. “Se ha demorado más de lo previsto”, señalaron.

Consultadas por los motivos que pueden haber llevado a esta demora, las fuentes ironizaron: “Rosario tiene mucha gente que pone en funcionamiento la maquinaria de impedir. Supongo que debe ser la misma gente que, a lo mejor, tiene más afinidad política con el oficialismo”. Y agregaron: “Imagino que algunos operadores gastronómicos no deben estar muy tranquilos sabiendo que viene el producto original de Hard Rock. No tengo dudas que hay un lobby; están tirando cualquier información para parar el proyecto”.

Además, recordaron que “a la licitación fueron a verla la mayoría de los operadores gastronómicos de Rosario y nadie compró el pliego”, salvo la firma adjudicataria. “Creo que el gobierno municipal no tiene ganas de pelearse con la gente que hoy está instalada. Si no, no hay explicación”, dispararon.

Cabe indicar que, de acuerdo con las fuentes cercanas al emprendimiento, la franquicia ya fue comprada por los socios rosarinos, por lo que “si el restaurante no se monta en esta ubicación, será en otra locación de Rosario o en Córdoba”, donde ya fueron tentados para la instalación del Hard Rock, advirtieron.

“Así como este caso, hay otras inversiones a nivel industrial o en otros rubros que se han ido a Córdoba. Es mentira que no viene nadie a invertir al país”, lamentaron.

Según los informantes, además del restaurante, el proyecto también contempla una importante obra pública para la ciudad, donde el 70% de la misma “le significa a Rosario un beneficio US$ 1.700.000”, aseveraron. Esos trabajos incluyen, entre otros, terminar la avenida de la costa desde Oroño hasta Dorrego, ensanchamiento del Bulevar Oroño y el río, los desagües pluviales de Illia y Oroño, un estacionamiento nuevo, baños públicos y personal para cuidar el estacionamiento.

Ver más: