Con la economía en baja, la recaudación crece menos que la inflación anual

Jueves, 2 Agosto, 2018
Fuente: 
Cronista Comercial
La situación obedece a la menor expansión de impuestos clave como Ganancias e IVA. Los ingresos al Fisco subieron así por debajo de la inflación acumulada

Con la economía en baja, la recaudación crece menos que la inflación anual

La recaudación impositiva de julio sumó $ 293.894 millones con un crecimiento del 23,8% respecto de igual mes de 2017, el menor aumento en lo que va del año por la actividad económica frenada, retrasos del calendario tributario y el freno del comercio exterior. Así los ingresos fiscales crecieron por debajo de la inflación de los últimos 12 meses, estimada en torno de 30%.

La reducción del aumento de los recursos se explica por el menor crecimiento de varios impuestos que son pilares de la estructura tributaria argentina, explicó Melisa Sala, de LCG.

El Impuesto a las Ganancias recaudó $ 59.703,3 millones, un 17,7% más que en julio del año pasado. Sala resaltó que la recaudación del tramo "impositivo" de este tributo creció 15,6% interanual contra una tasa promedio del 32,8% interanual en los meses previos. El aduanero se mantuvo creciendo a tasas altas (51,8% interanual), explicado por el efecto del tipo de cambio, añadió LCG.

El titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, atribuyó en conferencia de prensa la mala performance de Ganancias a que los anticipos de personas físicas este año pasaron de julio a agosto, y aseguró que ajustando por este factor, la recaudación del impuesto a la renta hubiera arrojado un aumento interanual de 26%.

Cuccioli subrayó que, a pesar del impuesto a la renta financiera para tenedores del exterior de Lebacs, hubo ingresos por este concepto de $1130 millones.

Los aportes y contribuciones a la Seguridad Social también tuvieron una marcada desaceleración, de 26,2% interanual en el primer semestre de 2018 a 21,2% interanual en julio, que responden al efecto combinado de paritarias más bajas y una menor o nula creación de empleo, algo en lo que coincidieron los economistas y Cuccioli, que sumó las de la reforma tributaria.

Los ingresos por impuesto al cheque aumentaron 23,6% frente a julio de 2017, en el que también se registró una desaceleración respecto a la dinámica previa. Y esto se dio aun cuando julio de 2018 contó con un día hábil más que el mismo mes del año pasado. Corregido este efecto, la suba sería de 18% interanual, comentó Sala.

También jugó en contra la recaudación de Derechos de Exportación, que aún con el efecto tipo de cambio, registró una caída de 6,8% interanual después de dos meses seguidos en los que se computaron alzas, subrayó Sala, y añadió que medidos en dólares los ingresos por derechos al complejo sojero cayeron 42% frente a julio de 2017, golpeados por la sequía, consideró Cuccioli.

"La sequía nos está llegando", admitió el jefe de la AFIP, aunque destacó el desempeño del sector vinculado con el comercio. "Los volúmenes están incidiendo. Sobre todo en el poroto de soja", reconoció.

En el otro extremo, la recaudación de IVA y la de Derechos de Importación mantuvieron el buen crecimiento previo. Por IVA se recaudaron $ 91.454,1, o sea 42,4% más que un año atrás. Sólo este impuesto explicó casi la mitad del incremento interanual de los recursos tributarios en julio. El tramo impositivo creció 32,9% interanual, en línea con la inflación, y el aduanero, afectado por la devaluación, 68,2% interanual. Cuccioli comentó que sostuvieron el IVA impositivo, que refleja la actividad económica, tres factores: el comercio mayorista y minorista; la industria manufacturera, y minas y canteras. Así esos sectores explicaron 70% de la recaudación del IVA.

En cuanto a las importaciones, Cuccioli atribuyó el sostenimiento de las compras externas a la demanda de automóviles.

En la consultora ACM señalaron que “el crecimiento de los derechos de importación junto con otros tributos relacionados con las importaciones (IVA y Ganancias Aduaneras) permite estimar una recuperación de las importaciones de julio respecto del junio”. Si se concreta, el dato podría representar una buena noticia en términos de actividad económica, aunque también podría poner de manifiesto que la devaluación sería insuficiente para cerrar el desequilibrio de las cuentas externas”.

Con la performance de julio, y acumulando los siete meses del aoño, se observa un avance de la recaudación nominal del 28%, que en moneda constante resulta en una expansión interanual del 0,8% con respecto a la recaudación acumulada entre el mismo lapso de 2017, indicó un informe del Consejo Profesional de Ciencias Económicas porteño y Iaraf.

Así, los recursos tributarios suman $ 1,86 billones de enero a julio. “En términos reales apuntan una mejora del 1,5% interanual”, identificó Sala.

Para lo que resta del año vaticinó un escenario en el que “los efectos contrapuestos impactarán sobre la dinámica de la recaudación: el corrimiento del tipo de cambio y la aceleración de la inflación jugarán a favor aportando mayor nominalidad; la contracción de la actividad, la caída del empleo y la baja de las importaciones (tanto por el escenario recesivo como por su encarecimiento en dólares) en contra”.

En ese sentido, desde LCG proyectan un aumento de la recaudación en torno a 28% interanual este año, que equivale a un alza de 30% sin contar el blanqueo.