El uso de las plantas industriales alcanzó en noviembre un máximo en 23 meses

Miércoles, 10 Enero, 2018
Fuente: 
Infobae
Las actividades con menor capacidad ociosa fueron la de insumos para la construcción, incluida metálica básica y celulosa y papel

El indicador del Indec de uso de la capacidad instalada en la industria registró en noviembre un índice de 69,2%, el más alto en la era del nuevo Gobierno, aunque todavía se mantiene unos 10 puntos porcentuales por debajo del máximo de los últimos 20 años, que se registró en 2011, antes de que se impusiera el cepo cambiario y severas restricciones al comercio internacional de la producción nacional.

"Si se analiza el período enero 2016-noviembre 2017, en noviembre del corriente año alcanzaron el mayor nivel de utilización de la capacidad instalada los bloques de las industrias metálicas básicas y de los productos minerales no metálicos, y papel y cartón", informó el organismo oficial de estadística.

Con respecto a las industrias metálicas básicas, el sector siderúrgico registra un aumento en la utilización de las plantas productivas que se vincula principalmente con el mayor nivel de la actividad de la construcción, el crecimiento de la fabricación de maquinaria agrícola, la mayor demanda vinculada a desarrollos energéticos y el crecimiento de distintos segmentos de fabricación de línea blanca.+

Con respecto al aumento de los pedidos por parte de la actividad constructora, resalta el Indec que "el consumo aparente interno de hierro redondo para hormigón acusó un incremento de 29,3% entre enero y noviembre de 2017 con respecto a igual período del año anterior".

En el caso del bloque de productos minerales no metálicos crece, impulsada por la construcción tanto de obras públicas como privadas, que estimularon la demanda de cemento y de otros materiales.

Las expectativas de los industriales para el trimestre diciembre 2017 a febrero de 2018 dan cuenta de un predominio de sectores con reducción del grado de capacidad ociosa, en comparación con los registros del año previo; fenómeno que luce congruente con proyecciones de aumento de las horas trabajadas y moderado incremento de la nómina de personal.