La demanda por los bonos argentinos llegó a US$ 22.000 millones, pero el Gobierno tomará US$ 7000 millones

Jueves, 19 Enero, 2017
Fuente: 
La Nación
La tasa de corte del bono a 5 años estaría en 5,6% y la de 10 años, en 7%; amplio interés en los mercados y gran satisfacción en el equipo de Finanzas

La demanda por los dos bonos argentinos que están siendo colocados hoy ya llega a los US$ 22.000 millones, aunque el Gobierno tomaría solamente US$ 7000 millones. Así lo consignaron a LA NACION fuentes oficiales ligadas a la operación, que fue anunciada la semana pasada por el ministro de Finanzas, Luis Caputo. El resultado oficial se conocerá a última hora de la tarde.

Las fuentes indicaron que la tasa de interés fijada para el bono a 5 años es de 5,625% y para el de 10 años, de 7 por ciento. En el equipo de Finanzas había una gran satisfacción porque el resultado mejora en forma sustancial las tasas pagadas el año pasado, pese al cambio de contexto internacional.

Por su parte, el portal Research for Traders indicó que "se espera que el emisor soberano tome unos US$ 7000 millones y que retorne a los mercados en los próximos meses para tomar US$ 3000 millones en euros y francos suizos".

Al respecto, la fuente oficial confirmó que, más adelante, se buscarán tomar US$ 3000 millones en títulos denominados en otras monedas.

"Caputo quiere que los nuevos bonos tengan un buen precio en el mercado secundario y por eso captará hoy cerca de US$ 7000 millones", indicó una fuente, según RFT.

La fuente oficial indicó en primer término que serían US$ 5000 millones, pero luego, dada la alta demanda, confirmó que serán 7000 millones de dólares.

Cabe recordar que el equipo de Finanzas realizó un road show por Londres, Los Ángeles, Boston y Nueva York antes de la colocación de hoy que, junto con el REPO acordado con un grupo de bancos por US$ 6000 millones, permitiría cubrir cerca del 65% del programa de deuda de este año. Los bancos Santander, BBVA, Citi, Deutsche, HSBC y JP Morgan prestaron esos fondos a un plazo de 18 meses.

Según las estimaciones oficiales, este año habría que conseguir unos US$ 20.000 millones en el mercado para enfrentar los fuertes vencimientos del pasivo soberano, que bajan en forma contundente en 2018 y 2019.

De los fondos que debe obtener el Gobierno, unos US$ 23.000 millones cubrirán el déficit primario; US$ 8603 millones serán para pagar vencimientos de intereses y otros US$ 20.247 millones para afrontar vencimientos de capital. De esta última suma, US$ 17.425 millones son por títulos públicos y US$ 2819 para pagos a organismos multilaterales.